EMBARAZO TE INTERSA: ¿SE PUEDE BEBER UN POCO DE VINO EN LAS COMIDAS?

                      
Durante el embarazo, el alcohol es un enemigo absoluto del feto.
Cada vez que la mamá bebe, el niño bebe con ella: a través de la placenta, el alcohol llega al organismo del niño, que todavía no puede metabolizarlo de forma eficaz, como sí saben hacerlo los adultos.
En consecuencia, el pequeño permanece expuesto a los efectos nocivos del alcohol durante más tiempo, y estos daños pueden ser de distinta índole: trastorno del desarrollo de las células y los órganos ( sobre todo, el sistema nervioso), problemas neurológicos y crecimiento reducido de la cabeza.
No todas las exposiciones al alcohol en la barriga materna comportan problemas graves para la salud del feto, pero esto no debe inducir a no prestar atención. Varios  estudios, entre los que destaca uno llevado a cabo en la Universidad de Pittsburg ( Estados Unidos) con 580 madres y sus respectivos hijos, han  demostrado que las pequeñas cantidades de alcohol ingeridas por las futuras mamás ya pueden provocar daños. Las autoridades sanitarias advierten de que no se puede indicar “un umbral de seguridad” que garantice la ausencia de dalos provocados por el alcohol.

Fuente: Revista Mi bebe y yo  Edición 217

www.embarazobebe.com. El sueño de tu bebé.

Comentarios

Entradas populares