MASAJES PARA EMBARAZADAS

Es fundamental la relajación durante el embarazo, por lo que un buen masaje siempre viene bien. Además,  ayudará a la futura mamá a evitar dolores de espalda, ocasionados por los cambios que sufre nuestro cuerpo. Pero, ¿sabes cuál es el que más te conviene, cómo y cuándo realizarlo? Te damos las claves.

¿En qué momento del embarazo es mejor el masaje?
El segundo y tercer trimestres son las mejores épocas para comenzar el masaje prenatal.
La frecuencia ideal es de una vez por semana durante el segundo trimestre y dos veces o más durante el tercer trimestre.

¿Qué tipo de masajes benefician a las embarazadas?
Cabeza: para evitar el dolor de cabeza, masajea el cuero cabelludo moviendo las yemas de los dedos a lo largo de toda la cabeza, insistiendo cerca de las sienes y detrás de las orejas.

Pies: para disminuir la hinchazón, coloca los tobillos por encima de las caderas. Realiza movimientos suaves y circulares desde los dedos de los pies hasta las rodillas.

Hombros: para eliminar tensiones, la mujer se tumba de lado, y se abraza el hombro por delante y por detrás con movimientos en círculo, abarcando la parte superior del brazo por un lado y el cuello por el otro.

Abdomen: tumbada de lado, acaricia muy suavemente la tripa, como si quisiera acariciar al bebé y transmitirle su cariño.

Espalda: para disminuir los dolores lumbares. Con la cabeza sobre un cojín, para que su espalda quede distendida, el masajista sitúa las manos a los lados de la columna, a la altura de la pelvis y las va separando hacia las caderas.

Fuente: Revista Ser Padres.

Comentarios

Entradas populares