Mientras los papás ‘juegan’

Una guardería en Dinamarca ofrece a los padres cuidar de forma gratuita a sus hijos dos horas mientras ellos van <<a hacer bebés>>

En Dinamarca se acabaron las excusas para no hacer el amor. Ya no funciona aquello de ‘cariño no podemos ir a la cama, los críos siguen despiertos’. Ahora los papás daneses podrán ‘jugar’ en la cama sin ser molestados por los incisivos interrogatorios de los enanos de la casa si lo pillan con la mano en la masa.
Un grupo de trabajadores de una guardería en el centro del país escandinavo ha hecho a los padres una oferta difícil de rechazar: prometen cuidar mediante pequeñas fiestas a sus hijos…, ¡gratis!, durante dos horas una noche a la semana para que puedan desfogarse libremente y  sobre todo para <<hacer bebés>>. Y la iniciativa funciona.
Una estancia infantil donde todo está preparado con música y comida para los chiquillos. Y si alguno de los pequeños, que siempre los hay, pregunta para qué es la fiesta, los empleados les espetan:<<para dar a los padres la oportunidad de hablar en casa>>, según reconoce Dorte Nyman, responsable de la guadería Grasshoppers y promotor de la idea, que espera que al menos la mitad de las familias que dejan a sus niños acepten la curiosa oferta.
<<Tenemos 42 niños, y los vamos a cuidar hasta las 20 horas>>, afirma Nyman. No obstante, no todos van a aprovecharse de esta oferta para ponerse a procrear. <<Muchos dicen: ‘vamos a traer a nuestros hijos a una fiesta, pero no va a sacar ni un niño más de nosotros>>, afirma indignada una cuidadora.
A pesar de ello, parece que no les ha ido tan mal: ya hay seis guarderías en el área que están ofreciendo el mismo servicio, aunque sea una hora a la semana. <<Si el plan es exitoso, estamos dispuestos a repetir la experiencia las veces que haga falta>>, admite feliz Nyman.
Según sus promotores, la iniciativa tiene doble finalidad. Por un lado, la <<falta de bebés y niños>> hacen peligrar el futuro de las guarderías en el país escandinavo. Y, por otro lado, se quiere llamar la atención pública sobre el declive del número de nacimientos y piden que se haga algo al respecto en el país.
Y es que, según los últimos datos, Dinamarca ocupa el puesto 185 entre un total de 221 países del mundo, lo que hace que tenga una tasa de fertilidad de 1,73 hijos por mujer. Un hecho que ha motivado que la población envejecida continúe creciendo.
<<Sin el dinero no podemos cuidar bien a nuestros hijos, y si no hay suficientes niños, no tendremos suficientes puestos de trabajo para nuestros cuidadores>>, se queja el responsable de guardería.
<<Dinamarca no será capaz de mantener a sus pensionistas, así como a otros que dependen de las ayudas del estado>>, reconoce Nyman, quien se siente <<orgulloso>> de su particular aportación.
Fuente: Artículo publicado en el diario La Verdad

Comentarios

Entradas populares