Semana 39 de embarazo

SEMANA 39 DE EMBARAZO




En esta semana, la hinchazón de tobillos, pies y el malestar general es normal.
La vejiga está cada vez más aprisionada, por lo que tendremos que ir con más frecuencia al baño.
También podemos notar estreñimiento, hemorroides y dificultades para encontrar una postura para dormir.
A todas estas molestias tenemos que sumarle los nervios, que sin querer, tenemos por lo cerquita que está el parto.

Es muy probable que de repente sientas la necesidad de limpiar y poner en orden toda la casa. Este impulso se conoce como el instinto de preparar el nido o anidamiento.  
Intenta mantener la calma. Práctica los ejercicios que has aprendido en las clases de preparación al parto. No realices esfuerzos excesivos, realiza varios descansos y pon los pies en alto cuando estés sentada.

Debes tener preparado todo lo que vayas a necesitar llevar al hospital, ya que puedes ponerte de parto en cualquier momento.

Necesario para la mamá:

  • DNI, tarjeta sanitaria y los papeles del seguimiento de tu embarazo.
  • Bolsa de aseo (cepillo y pasta de dientes, gel, champú, peine y discos protectores de   lactancia)
  • 2 ó 3 camisones (si vas a dar el pecho elegir que se abran fácilmente por delante)
  • Una bata y un par de zapatillas
  • 2 ó 3 calcetines
  • Ropa interior de maternidad (sujetadores de lactancia)
  • Una muda de ropa para volver a casa y zapatos cómodos
  • Móvil y cargado
  • Cámara de fotos


Necesario para el bebé

  • Varios pijamas, bodies o peleles completos
  • Un gorrito y manoplas
  • Calcetines o patucos
  • Neceser para llevar las cositas de aseo para el bebé (Gel neutro, peine, Aceite o                   leche limpiadora, crema protectora para la zona del pañal)
  • Una muda de ropa para volver a casa
  • Arrullos
  • Una mantita (según la estación)
  • Baberos o gasas
  • Pañales de recién nacido, talla 0
  • Toallitas húmedas
  • Gasas para el cuidado del ombligo del bebé
  • Maleta o bolsa
  • Silla de coche para bebé ya instalada 


Toda esta ropa debemos llevarla previamente lavada en casa, con detergentes neutros y sin suavizante, para que la piel del bebé, tan delicada, no sufra.
El peque en sus primeros días necesitará varios cambios a lo largo del día. Tenemos que evitar las prendas con lazos, botones o cremalleras.
Desde la semana 38, el bebé ya está preparado para nacer, aunque sigue creciendo en tu interior. Su longitud se sitúa en unos 52 centímetros aproximadamente y un peso entorno a los 3 kilos.
El cuello uterino se está ablandando y las contracciones puede que las tengas cada vez más frecuentes. En cualquier momento pueden empezar las contracciones de parto o romper aguas.

¿Cómo distinguimos las contracciones?

Las contracciones de parto son de intensidad creciente, regulares y no desaparecen.
Debes de acudir al hospital si comienzas a tenerlas muy seguidas o rompes aguas.
Esperamos que esta información os resulte de utilidad.

Encuentra todo lo que tu bebé necesita en www.embarazobebe.com

Comentarios

Entradas populares