SEMANA 34 DE EMBARAZO

CAMBIOS FETALES:

SUS PULMONES SIGUEN MADURANDO


¿CUÁNTO MIDE Y PESA EL FETO? Las medidas del feto están sobre los 45 cm de la cabeza a los pies y el peso se encuentra sobre 2.300 gramos.
El desarrollo del sistema nervioso central y la formación de conexiones neuronales sigue en esta etapa, así como la maduración de los pulmones del feto.

El cerebro y el resto de sus órganos principales están finalizando su desarrollo para después del 
nacimiento adaptarse definitivamente, con el fin de llevar a cabo sus funciones de manera independiente.
El bebé alterna periodos de vigilia y de sueño. Cuando está despierto, percibirás sus movimientos de forma vigorosa.  El sistema inmunitario es capaz de combatir infecciones leves. Poco a poco, la piel está menos arrugada debido a la acumulación de depósitos de grasa. Con frecuencia, el bebé tiene hipo y se chupa el dedo.
El bebé alterna periodos de vigilia y de sueño. Cuando está despierto, la embarazada percibirá sus movimientos de forma vigorosa. El sistema inmunitario es capaz de combatir infecciones leves. Poco a poco, la piel está menos arrugada debido a la acumulación de depósitos de grasa. Con frecuencia, el bebé tiene hipo y se chupa el dedo.

CAMBIOS EN LA MADRE

LOS ÓRGANOS ABDOMINALES SE DESPLAZAN


Los sistemas cardiovascular y nervioso se van adaptando regularmente a los cambios que experimenta el cuerpo en el embarazo. No obstante, es posible que te sientas mareada en determinados momentos como al incorporarte muy rápido o sentir demasiado calor. Un descenso del nivel de azúcar en la sangre o padecer anemia también pueden dar lugar a un mareo. Y además la sensación de mareo también puede presentarse en algunas mujeres cuando desarrollan el síndrome hipotensivo supino, se presenta cuando cambia tu presión sanguínea y el ritmo de tu corazón al estar recostada de espaldas. El mareo puede durar hasta que te acomodes nuevamente. 
El picor es habitual también en estas últimas semanas del embarazo en las zonas de mayor distensión de la piel como en la barriga, las nalgas, el pecho y los muslos. Para aliviar el picor es necesario que apliques una crema hidratante intensiva, al menos dos veces al día, con una base de rosa mosqueta para prevenir y evitar las estrías propias del embarazo. Es posible que también aparezcan algunos granitos rojos, que produzcan picazón. En general, son inofensivos, pero conviene consultar al médico por si están relacionados con un problema al hígado.



El nacimiento de tu hijo está cada vez más cerca, y es primordial que reconozcas los síntomas que te advertirán del comienzo del parto. Todos los nacimientos son distintos, pero existen señales pre parto comunes, como las contracciones regulares, que sentirás en lapsus de tiempo cada vez más cortos; la ruptura del saco amniótico o la pérdida de un flujo mucoso manchado de sangre; y los dolores de tipo menstrual junto a las molestias en la región lumbar. Todo ello es un indicio de la dilatación del cuello del útero.
Aún así, la presencia de estos síntomas no significa que haya empezado el parto. Es posible que percibas estas evidencias a modo de prolegómenos y será tu médico quien estimará que ha llegado tu momento de dar a luz. Debes llamarlo inmediatamente si sientes cualquiera de estas señales.
Debido a todos los cambios que tu cuerpo ha experimentado, es normal que en esta fase te sientas cansada. Procura relajarte y prepararte para el día del parto. Si debes estar mucho tiempo de pie, es aconsejable que uses una faja que te ayude a sostener y repartir de mejor manera el peso de tu vientre.

El útero llega unos 30 cm por encima del pubis, por lo que todos los órganos abdominales se desplazan hacia arriba provocando incomodidad a la embarazada y también puede hacer que la respiración sea más dificultosa, con respiraciones rápidas, cortas y superficiales.
Como ya hemos comentado anteriormente, el estiramiento de la piel de algunas zonas puede dar lugar a estrías en muslos, abdomen y mamas. El mejor remedio es la prevención con cremas específicas aplicadas regularmente a base de rosa mosqueta.
Las embarazadas con edema y tendencia a la formación de varices en piernas y en la vulva debe realizar todos los días ejercicios circulatorios y ejercicio específico para el embarazo como nadar o caminar al menos durante una hora al día. Las molestias relacionadas con el aparato digestivos también son frecuentes en la recta final: ardor de estómago y digestiones lentas,  y mayor riesgo de padecer estreñimiento y hemorroides suelen ser molestias habituales. Y no podemos olvidar la necesidad de orinar con mayor frecuencia y el dolor lumbar debido a la modificación de la curvatura de la espalda.


CONTROL DEL EMBARAZO

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS: LA ANALÍTICA DEL TERCER TRIMESTRE

Si aún no se ha realizado, es momento de llevar a cabo la ecografía de tercer trimestre en la que se cuantifica el líquido amniótico del feto, se repasa la morfología del feto y se estima su peso mediante las medidas de la cabeza, el abdomen y el fémur.
Hasta la semana 37 es el momento de realizar la analítica de tercer trimestre, para valorar la anemia y mirar la coagulación de cara a la administración de analgesia peridural si la gestante lo desea.

FUENTES: guiainfantil.com, inatal.org.

Comentarios

Entradas populares